viernes, 12 de septiembre de 2014

Las rentas del trabajo en las estadísticas del IRPF del ejercicio 2012

Domingo Carbajo Vasco - Augusto Plató

1. Nota previa

Como hemos señalado en otros “post” publicados en este mismo “blog”, las estadísticas fiscales constituyen, sin ningún género de dudas, una importante fuente de datos e información para el análisis social, cuyo estudio y seguimiento recomendamos vivamente.

Recientemente, la Agencia Estatal de Administración Tributaria (en adelante, AEAT) ha publicado en su portal las estadísticas correspondientes a las declaraciones-liquidaciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, IRPF), ejercicio 2012 (declaración efectuada en los meses de mayo-junio 2013) y, de manera breve, vamos a comentar algunos resultados de la citada documentación en materia de rentas del trabajo.

2. Las rentas del trabajo en el IRPF 2012

Lo primero que resalta de estas estadísticas, las cuales comprenden todo el Estado, excepto las Diputaciones Forales vascas y navarra, que proporcionan su propia información, es la persistencia de la crisis económica.

El primer dato es contundente: disminuye el número de declarantes respecto del período 2011 anterior. En realidad, si contemplamos una serie histórica algo larga, vinculada a la evolución de la crisis sistémica, tenemos:

Cuadro n º 1. Evolución de las declaraciones-liquidaciones del IRPF, ejercicios 2007/2012
Fuente: Elaboración propia, a partir de las estadísticas de la AEAT sobre el IRPF.

Es evidente que tras esta evolución se encuentra, por un lado, el descenso demográfico sufrido por España en los dos-tres últimos años, pero también el impacto de una crisis que produce tal descenso en los niveles económicos de la población que, determinados colectivos, dejan de esta sujetos a la obligación de declarar, sencillamente, porque no tienen rentas qué declarar. 

Esta evolución es todavía más acusada, en lo que se refiere a las rentas del trabajo, las cuales resultan ser, precisamente, las rentas que son declaradas por el mayor número de contribuyentes; así, tenemos. 

Cuadro n º 2. Evolución de las declaraciones de rendimientos del trabajo en el IRPF, 2007-2012

Fuente: Elaboración propia, a partir de los datos de la AEAT sobre el IRPF.
(1) Existe un error tipográfico en el Cuadro de la AEAT donde aparece este dato, pues el número de declarantes por rentas del trabajo que figura en el mismo es: 17.267.392; sin embargo, las variaciones absolutas y relativas incluidas en idéntico Cuadro sólo tienen sentido con 17.627.392 declarantes.

¿Y a dónde han ido esos declarantes de rendimientos del trabajo perdidos?. Pues las propias estadísticas del IRPF nos lo dicen, porque en estos ejercicios se anota un crecimiento en el número de declaraciones de rentas derivadas de explotaciones económicas (empresarios individuales) en estimación directa, muy leve, cuyo origen puede ser doble: , por un lado, las restricciones a la estimación objetiva trasladan obligados tributarios de este régimen de estimación de bases imponibles a la estimación directa y, por otra parte, la aparición de “falsos” autónomos, es decir, trabajadores que, para subsistir, se ven obligados a convertirse en empresarios. 

De esta forma, verbigracia, entre 2011 y 2012 el número de declarantes en estimación directa aumentó en 23.458, superando el 1.500.000; ahora bien, este “espejismo” de los nuevos empresarios (tan alabado por la opinión oficial) se cae, por tierra, inmediatamente, si observamos que a la vez el número de empresarios declarantes en estimación objetiva ha disminuido en esas mismas fechas en unos 33.000. 

En suma, la verdadera causa de esta minoración es la desaparición de obligados tributarios que obtenían ingresos de trabajo, bien porque obtienen rendimientos cuya cuantía los excluye de la obligación de declarar (algo más de 11.000 euros/año), bien porque se han “sumergido” directamente, bien por lo que pensamos es la causa fundamental: la no obtención de ingresos por desanimados, excluidos y marginados diversos. 

En cualquier caso, el número de declaraciones del IRPF en las que figuran rendimientos del trabajo sigue siendo el protagonista del impuesto. 

Cuadro nº 3. Porcentaje de declaraciones de IRPF que contienen rentas del trabajo
Fuente: Elaboración propia a partir de los dos Cuadros anteriores.

De esta manera, el protagonismo de las declaraciones en las que figuran los rendimientos del trabajo sobre el total de las autoliquidaciones del IRPF es absoluto, pero ¿qué sucede con el volumen de rendimientos declarados?

Cuadro nº 4. Rendimientos netos reducidos del trabajo sobre base liquidable general del IRPF (1)
Fuente: Elaboración propia a partir de las estadísticas de la AEAT relativas al IRPF.
(1) La base liquidable general la integran, básicamente, los rendimientos del trabajo, los rendimientos del capital inmobiliario y las rentas de explotaciones económicas.

De los datos anteriores se deduce inmediatamente, tanto el predominio cuasi total de las rentas del trabajo sobre las rentas que integran la llamada base liquidable general del IRPF, predominio que, además, se refuerza en el tiempo, como la incidencia de la crisis en el volumen de rendimientos declarados. 

En general, puede decirse que las rentas del trabajo son, en realidad, el IRPF, pues al Cuadro anterior cabe añadirle el hecho de que la base liquidable del ahorro, formada por las rentas del capital mobiliario y las ganancias y pérdidas de patrimonio, en general, no suponen ni el 10% de la base liquidable general del tributo. Así, en el año 2012, la base liquidable del ahorro sumó 26.672.780.139 euros, es decir, en el período 2012, las rentas netas reducidas del trabajo supusieron el 87% del total de la base liquidable del IRPF (general+ahorro). 

Por lo tanto, nuestro IRPF es un impuesto sobre las rentas del trabajo, además, de manera creciente, fuertemente afectado en su capacidad recaudatoria por la crisis sistémica. 

Deberíamos seguir analizando otros aspectos de interés vinculados a las rentas del trabajo, caso de su distribución por decilas de renta o las diferencias salariales entre hombres y mujeres que se deducen de estas estadísticas, pero la brevedad de estos textos nos lleva a invitar al lector a que los estudie por sí mismo, sin perjuicio de dedicar nuestra atención futura a esta interesante materia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
>
ir arriba