miércoles, 26 de noviembre de 2014

Estadísticas sobre mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias

Domingo Carbajo Vasco - Augusto Plató - Inspector de Hacienda

1. Introito.

Estimado lector, a quien se dirige toda nota, escrito, infolio, texto, etc. o cualquier comento salido de la imaginación del autor, sujeto éste, como sabrás o intuyes, ególatra por naturaleza, pues busca afanosamente el aplauso o, al menos, la lectura de su esfuerzo.

Permíteme, a la manera clásica, este Prólogo o provocatio, relativo a un tema sesudo e interesante para todos los que os movéis en la llamada Economía Social, cual es la evolución de los salarios en España; tema sustancioso de querencia, mas amargo y triste en su pulpa, como la historia de nuestra tierra (“De todas las historias de la Historia/la más triste es la de España/porque termina mal…”, Jaime Gil de Biedma dixit), porque los resultados no hacen sino rematar lo que todos intuimos o sabemos: el efecto inmediato de esta terca crisis no es otro sino el empobrecimiento y la devaluación salarial para las decilas de rentas más bajas.

Recientemente (el 19 de noviembre de 2014), la Agencia Estatal de Administración Tributaria (en adelante, AEAT) ha publicado los datos correspondientes a 2013 de su “Estadística sobre Mercado de Trabajo y Pensiones en las Fuentes Tributarias”.

2. Introducción.

En otras aportaciones a este mismo blog ya nos hemos referido a la importancia que tienen las fuentes estadísticas de la AEAT para conocer la realidad socio-económica española, excepto en lo que hace referencia a las Diputaciones Forales vascas y navarra, donde un régimen de privilegios fiscales, de carácter medieval (por mucho que disimulen) permite (a costa del resto de los habitantes de España, no lo olvidemos) una mayor financiación, sin contrapartida solidaria alguna.

En la Estadística de Mercado de Trabajo y Pensiones (en adelante, MTPP) se toma información acerca de los declarantes y base declaradas a efectos de las retenciones sobre los rendimientos del trabajo y actividades profesionales a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, MTPP).

Es importante señalar que el concepto de rendimientos de trabajo en el IRPF es mucho más amplio que el puro concepto salarial, regulado en el Estatuto de los Trabajadores y otras disposiciones sociales; pues en el IRPF la doctrina reconoce la existencia de tres bloques de rentas calificadas como tales: los salarios y partidas similares, vinculadas a una relación de dependencia laboral, general o especial; las partidas asimiladas a salarios, caso, por ejemplo, de las retribuciones derivadas de las liquidaciones de Planes de Pensiones y otros conceptos, verbigracia, los ingresos por cursos, conferencias, clases, etc..

Por ello, esta fuente de datos salariales tiene grandes diferencias metodológicas con otras estadísticas parejas, supuesto de la “Estadística de Salarios” que publica el Instituto Nacional de Estadística, lo que añade la ventaja de disponer de fuentes alternativas, aunque ni la fuente ni la variable sean idénticas.

Asimismo, el origen de los datos para esta MTPP, el modelo de declaración-resumen anual 190, incluye las retenciones sobre rendimientos profesionales.

Las bases de la retención, que tienen diferentes claves, según el tipo de rendimiento objeto de pago a cuenta, diferenciándose también, según que se abone en dinero (retención) o en especie (ingreso a cuenta), permiten una información muy amplia, dado el carácter masivo que tiene el IRPF y, a través de la oportuna clasificación y tabulación estadística (ver la “Metodología” de la MTPP que se publica como introducción a la misma), se pueden desglosar los resultados de estos rendimientos por modalidad, Delegación de Hacienda (CCAA, provincia), nacionalidad del perceptor, dimensión de la empresa, tipo de entidad que retiene, sexo del perceptor, etc. y, lógicamente, cantidad recibida por el perceptor del rendimiento del trabajo y asimilado, global y media. 

De hecho, lo que más impacta de esta estadística, mediáticamente hablando, son, claro está, tanto el número de perceptores como el salario anual percibido y el salario medio y su distribución por perceptores.

Téngase en cuenta, además, que entre las rentas percibidas se encuentran las pensiones, por lo cual, disponemos asimismo de una excelente fuente de información sobre las pensiones percibidas y su evolución.

Otro aspecto de esencial interés para un estudioso es que la MTPP lleva publicándose con una metodología más o menos uniforme desde 1999, aunque, lógicamente, para realizar un análisis histórico de la serie hay que tener en consideración los cambios legislativos que ha sufrido el IRPF en materia conceptual, es decir, qué se entiende por rentas del trabajo en el tributo, las alteraciones sufridas por el modelo de declaración y algunas leves modificaciones en la Metodología de la estadística que se explican en el texto, por ejemplo, desde 2007 se incorpora la clave de “nacionalidad” en el perceptor.

3. La evolución de los salarios.

Pero, como ya hemos indicado, lo que más impacta e interesa en estos momentos a la opinión pública es la evolución de los “asalariados” y la de los salarios como consecuencia de la crisis.

Pues bien, los resultados son contundentes:

En 2007, año que podemos ubicar convencionalmente antes de la crisis, teníamos los siguientes perceptores de rentas de rentas del trabajo apud IRPF:

Asalariados: 15.296.210.

Pensionistas y asalariados: 1.213.525 (téngase en cuenta que se pueden percibir varios tipos de rentas del trabajo a lo largo de un período anual).

Asalariados y desempleados: 2.563.585.

Asalariados, pensionistas y desempleados: 236.272.

Total: 19.309.032.

Que percibían una media de retribución de (en euros) de:

Salarial: 20.024.

Pensiones: 11.023.

Desempleo: 4.586.

Total: 20.024.

En el año 2013, último ejercicio para el cual se ha proporcionado información, los resultados anteriores son como sigue:

Asalariados: 11.793.932.

Pensionistas y asalariados: 1.110.688.

Asalariados y desempleados: 3.509.855.

Asalariados, pensionistas y desempleados: 267.577.

Total: 16.582.062.

Fuente: AEAT.

En suma, el hundimiento del mercado de trabajo ha sido atroz, entre 2007-2013, se han “perdido”, para el IRPF, 2.726.979 perceptores de rentas de trabajo.

Respecto de los salarios medios, los datos (2013) son:

Salario: 21.892.

Pensión: 13.730.

Desempleo: 4.937.

Total: 21.892.

Parecería, en consecuencia que, en este terreno, las cosas van mejor, pues las percepciones medias se han elevado ligeramente; pero como todas las medias aritméticas (la famosa doctrina del pollo a repartir entre dos personas) la cifra es engañosa, pues lo que está sucediendo es que los salarios bajos se han hundido, ya que el 34% de los perceptores de tales rentas cobran menos de 645 euros mensuales (que se supone es el salario mínimo interprofesional) y, por el contrario, las percepciones altas han seguido aumentando con la crisis.

La brevedad de este texto impide seguir profundizando en la MTPP, pero recomiendo a otros mejor dotados que yo para el análisis estadístico que profundicen en el análisis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
>
ir arriba