lunes, 16 de enero de 2012

OIT, América Latina y el Caribe: Panorama Laboral 2011

El desempleo urbano continuó bajando en América Latina y el Caribe y llegó a 6,8%


La tasa de desempleo urbano de América Latina y el Caribe continuó disminuyendo en 2011 hasta alcanzar un histórico nivel de 6,8%, dijo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al presentar hoy una nueva edición de su informe anual Panorama Laboral, en el cual también advierte sobre la necesidad de abordar los desafíos de mejorar la calidad de los empleos.

(aquí se puede consultar el informe completo)
Pero la tendencia a la baja podría estancarse en 2012 cuando se prevé que habrá una desaceleración del crecimiento económico regional, y la tasa podría permanecer este año en 6,8%.

En el Panorama Laboral 2011 de América Latina y el Caribe también se advierte sobre el imperativo de abordar situaciones como el desempleo de los jóvenes, la persistencia de la informalidad, la baja cobertura de la seguridad social y la necesidad de enfrentar la pobreza rural a través del trabajo.


“No cabe duda que la evolución de la tasa de desempleo ha sido muy positiva durante los últimos años, y esto debe servirnos de base para avanzar en forma más decidida hacia mercados laborales que generen no sólo más empleo, sino mejores empleos”, dijo la Directora Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco, durante la presentación del informe anual.

El Panorama Laboral afirma que la tasa de desempleo urbano para toda la región registró 7 por ciento en los primeros 10 meses de 2011 y se estima que cerró en 6,8 por ciento para el período de 12 meses. En 2010, la tasa había registrado un nivel de 7,3 por ciento, que fue considerado como un logro pues evidenció que la región estaba experimentando una recuperación con empleo tras el impacto de la crisis internacional cuando fue de 8,1%.

La Directora Regional de la OIT calificó como “histórica” esta tasa de desempleo, pues es la más baja de este siglo, que se inició con niveles superiores a 10 por ciento, y es la menor registrada desde que se usa el actual método de cálculo del desempleo regional en 1990.

Tinoco recordó sin embargo que detrás de los números hay personas, y que la actual tasa de desempleo urbano implica que 15,4 millones de mujeres y hombres aún no consiguen empleo. Por otro lado, la baja del desempleo no se ha sentido por igual en todos los países. El Panorama Laboral es editado cada año por la Oficina Regional de la OIT y está basado en las estadísticas oficiales más recientes proporcionadas por los países latinoamericanos y caribeños.

Por otra parte la representante de la OIT también destacó la urgencia de tomar medidas para mejorar la situación laboral de los jóvenes. El Panorama laboral indica que la tasa de desempleo urbano de los jóvenes (15 a 24 años) es de 14,9 por ciento, más del doble de la tasa total y el triple de la de los adultos que es de 5 por ciento.

“El progreso económico y social es insostenible si no se asume el desafío político de generar mejores oportunidades para los jóvenes”, planteó Tinoco.

El Panorama Laboral 2011 también llama la atención sobre la persistencia de la informalidad, y destaca que al menos 50 por ciento de la población urbana ocupada tiene un empleo informal, lo que implica condiciones laborales precarias, sin protección social ni acceso a los derechos laborales, y en general con ingresos bajos.

Según las estimaciones con datos de 16 países, de un total de 93 millones de personas en la informalidad, 60 millones trabajan en el sector informal en unidades productivas no registradas oficialmente, 23 millones tienen un empleo informal sin protección social aunque trabajen en el sector formal, y 10 millones se desempeñan en el servicio doméstico.

En el caso de los jóvenes, 6 de cada 10 ocupados sólo tienen acceso a empleos informales.

El Panorama Laboral 2011 de la OIT también destaca que:
  • 4 de cada 10 trabajadores urbanos no cotizan para su protección social en salud y 43 por ciento tampoco lo hace para recibir una pensión en el futuro.
  • Las mujeres tienen una tasa de desempleo de 8,3%, superior al 5,9% de los hombres. La tasa de participación femenina fue de 49,5% en 2011, aún por debajo de la masculina de 71,3%.
  • Hubo un aumento de la tasa de ocupación de 55,2 por ciento en 2010 a 55,7 por ciento en 2011, mientras que la tasa de participación se mantuvo estable y pasó de 59,8 por ciento a 59,9 por ciento este año.
  • Los salarios mínimos reales registraron un aumento vigoroso de 4,5 por ciento.

“Es importante colocar al empleo como un objetivo prioritario de las políticas macroeconómicas. La generación de trabajo decente es un componente esencial del crecimiento, así como una herramienta inigualable en la lucha contra la pobreza y la desigualdad”, destacó Tinoco.

Agregó que esto es aún más apremiante teniendo en cuenta la incertidumbre económica que marca el inicio de 2012, y los efectos que podría tener una nueva recesión sobre el mercado laboral.

“La región logró superar la crisis de 2008 y 2009 haciendo uso de los beneficios de un ciclo de crecimiento económico de 5 años, y además con políticas anticíclicas que permitieron proteger los empleos y los ingresos de las personas”, recordó Tinoco.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
>
ir arriba